Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Camiseta We love Roby

Camiseta We love Roby

Precio habitual
$ 604.74
Precio de venta
$ 604.74
Precio habitual
$ 604.74
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido.

Escribe tu dirección de correo electrónico y te avisaremos si volvemos a tener tu talla. (No olvides seleccionar la talla que buscas arriba)

Camiseta de algodón 100% de la colección We love Football, con diseño exclusivo en homenaje al italiano el “Codino Divino”. Roberto Baggio comenzó su carrera en el equipo de su tierra, el Vicenza, debutando en serie B con tan sólo 15 años. Al poco tiempo fue fichado por la Fiorentina, donde sufrió una grave lesión al llegar y donde permaneció 5 temporadas. Después, fichó por la Juventus donde brilló a gran nivel durante 5 temporadas, consiguiendo un scudetto, una Copa Italia y una copa de la UEFA, ganando el balón de oro y siendo nombrado mejor jugador del mundo en 1993. Como mejor jugador del mundo llega al mundial de USA 94, donde a pesar de liderar a Italia hasta la final, es recordado por su disparo a las nubes en la fatídica tanta de penaltis. Después del mundial, el crack italiano lució su fútbol dos años en el AC Milan, y a pesar de ganar un scudetto, sus discrepancias con Fabio Capello, le llevan a fichar por el Bologna primero, marcando 22 goles en 30 partidos y por el Inter de Milán después, donde formaría un equipo inolvidable junto a cracks como Ronaldo, Kanu o Djorkaeff. En el año 2000, ficha por el Brescia, donde el técnico Carlo Mazzone, deja libertad al astro italiano en el campo que consiguió 45 goles en los 95 partidos que jugó en el equipo del norte de Italia.